CLÁSICOS del ROCK!

Revista digital para amantes del rock clásico

ALVIN LEE + TEN YEARS AFTER

Posted by siganmelosbuenos en junio 10, 2008

 

Aunque en principio se les incluyó en la gran oleada de formaciones de revival de blues americano que surgieron en las Islas Británicas en la primera mitad de los años 60, Ten Years After supo evolucionar hacia el rock de los 70 absorbiendo todo tipo de influencias musicales y triunfando sobre todo con unos espectaculares directos que causaron sensación en festivales como Woodstock o la Isla de Wight. Su líder fue el extraordinario guitarrista Alvin Lee, además cantante y compositor de la gran mayoría de los temas de la interesante aunque irregular discografía de este grupo inglés que no alcanzó el reconocimiento de otros grupos británicos de similar trayectoria como Jethro Tull o Led Zeppelin.

 

El origen de Ten Years After se encuentra en una banda de blues del área de la ciudad de Nottingham llamada The Jaybirds, que había sido creada en 1962 por el guitarrista Alvin Lee (1944) y el bajista Leo Lyons (1943) y que en su primer año llegó a tocar en el All Star Club de Hamburgo, una semana después de que lo hicieran los míticos The Beatles. En 1965, entró como nuevo batería de The Jaybirds Rick Lee (1945), que continuará posteriormente con Lee y Lyons en la etapa Ten Years After. En aquella época, las posibilidades de triunfar en el mundo de la música para un grupo de provincias pasaba inevitablemente por su presentación en la ciudad de Londres, y con este objetivo The Jaybirds se trasladaron en 1966 a la gran metrópoli en busca de una mayor proyección artística y, sobre todo, de una oportunidad discográfica. Una vez allí, la formación se amplió con el teclista Chick Churchill (1946), que había trabajado para ellos como road manager, mientras se contrataba como manager a Chris Wright, el cual propuso cambiar el nombre de la banda a Blues Trip, y después a Blues Yard. Con esta última denominación tocaron por primera vez en el club The Marquee, aunque poco después decidieron llamarse definitivamente Ten Years After. Y en poco tiempo, y gracias a su notable actuación en vivo, consiguieron consolidarse como banda residente del famoso club londinense, además de ser invitados a participar en el Festival de Blues y Jazz de Windsor de 1967.

Ten Years After (1967), el álbum de presentación

 La repercusión de los conciertos de Ten Years After no tardó en proporcionarles un contrato discográfico con Deram, subsidiaria de Decca, y en octubre de 1967 salía a la venta su álbum de debut, el homónimo Ten Years After, con la producción de Mike Vernon y Gus Dudgeon. Este disco no mostraba no obstante todo el potencial y cualidades musicales del grupo, pues se registró un repertorio algo frío de versiones de blues clásico y moderno y las primeras composiciones de Alvin Lee, que apuntaba tan sólo sus buenas maneras como guitarrista y su gusto por los toques jazzísticos. Entre las versiones se encuentran el clásico de Al Kooper con The Blues Project  I Can´t Keep From Crying, Sometimes y la revisión del Spoonful popularizado poco antes por Cream, con Lee emulando al idolatrado Eric Clapton. En cualquier caso, el álbum consiguió buenas críticas y una notable repercusión, que llegó incluso a las emisoras de los Estados Unidos. Así, tras una gira por Escandinavia a principios de 1968, el grupo inglés fue invitado a actuar en California por el famoso promotor norteamericano Bill Graham. Poco antes de cruzar el charco, habían comenzado a grabar las canciones de su segundo álbum, pero la expectación creada por su próxima gira por Estados Unidos y la decepción por el resultado de su primer álbum motivó que la banda inglesa se decidiera a mostrar al público la vitalidad y riqueza de su propuesta musical con una grabación en directo que les quitara la etiqueta de ser “un grupo más de blues”, en la estela de los Bluesbreakers de John Mayall o los propios Cream.

El recital de blues-jazz en vivo: Undead (1968)

 

Sin perder un minuto, en mayo de 1968 Ten Years After registraron su actuación en el club de jazz de Londres Klook´s Kleek, de la que se extrajeron cinco canciones que fueron publicadas por Deram en agosto de ese año en Estados Unidos con el título de Undead,aprovechando el éxito de su gira del mes de junio por California, donde se codearon con los grandes del rock americano y actuaron a menudo en el mítico Fillmore West. Ante las protestas de sus fans británicos,el álbum fue también editado en Gran Bretaña a finales de ese año. El acierto fue pleno, pues estamos ante una verdadera exhibición instrumental de Ten Years After, con un Alvin Lee desplegando toda su vertiginosa (y a veces descontrolada) pirotecnia guitarrística, especialmente en el tema At The Woodchopper’s Ball, que convierte el clásico de Woody Herman en una jam arrebatadora. No en vano, el grupo se decantaba en directo más por el jazz que por el blues y de hecho Lee se había formado como guitarrista escuchando a los grandes virtuosos americanos de este género, aunque después también bebiera de Big Bill Broonzy, Chuck Berry o Buddy Holly. Pero todos los miembros del grupo tendrán su momento de lucimiento personal en las largas versiones de un repertorio selecto. El tema con mayor repercusión del disco fue no obstante I´m Going Home, una revisión a ritmo de boogie acelerado del Going Home de los Rolling Stones que se convirtió en uno de los números estrella de la banda en sus giras de conciertos. Por suerte, en la reedición en CD de 2002 se recuperó de los archivos casi todo el repertorio de la actuación en el Klook´s Kleek, con lo que podemos escuchar además un nuevo homenaje a los Cream en Standing at the Crossroads o el excelente instrumental Extension on One Chord.

El tercer álbum: Stonedhenge (1968)

 

Tras el verano de 1968, Ten Years After concluyeron el repertorio de su tercer disco, Stonedhenge, y se embarcaron en una nueva gira por Estados Unidos que comenzó en el Fillmore East de Nueva York. La oferta musical de Stonedhenge, que no salió hasta febrero de 1969, es totalmente distinta al fiero Undead, con una colección variada y mucho más tranquila de temas en el que el grupo toca todos los palos, desde las influencias psicodélicas de Going to Try hasta el jazz de Woman Trouble, pasando por el blues-rock de Hear Me Calling, que fue su mayor éxito y destila de nuevo las influencias innovadoras de Cream. Pero la experimentación musical del grupo queda patente sobre todo en No Title, un tema intimista roto puntualmente con descargas de guitarra distorsionada y solos de órgano y batería que les acercaban al rock progresivo. Salvo dos breves interludios de piano y bajo a cargo de Churchill y Lyons, todos los temas están compuestos por Alvin Lee, que en esta ocasión se muestra más contenido y fino con su guitarra, incluso en el acelerado boogie Speed Kills que cierra el álbum. Al mismo tiempo, el año de 1969 fue el de la definitiva consagración internacional de Ten Years After como uno de los grupos con más potente directo del circuito musical. Su escalada a la cima del rock se cimentó sobre todo en sus actuaciones veraniegas por Estados Unidos, incluyendo tanto su presencia en el Festival de Jazz de Newport en el mes de julio como en el mítico Festival de Woodstock celebrado en agosto, en el que se erigieron en una de las bandas triunfadoras del evento, algo que no no consiguieron otras formaciones con mucho más nombre. Su actuación en Woodstock permaneció durante años como una de las más recordadas, sobre todo por la aparición de su versión de I´m Going Home en el documental del evento al año siguiente.

El álbum Ssssh (1969) y el rescatado concierto Live at the Fillmore East 1970 (2001)

 

Ten Years After se llevarían de sus largas estancias en Estados Unidos muchas influencias del acid-rock y hard-blues-rock de grupos y artistas como Jimi Hendrix, Canned Heat, Grateful Dead o Jefferson Airplane, que plasmaron en su siguiente disco, el magnífico Ssssh, que salió a la venta en agosto de 1969. La rotundidad de su nuevo sonido comienza enseguida con el tema Bad Scene, para desgranar a continuación una dinámica sucesión de temas marcados por la guitarra distorsionada de Lee, compositor de todo el repertorio, excepto la rockera versión del clásico Good Morning Little Schoolgirl, que no obstante contiene un maravilloso solo del guitarrista, acompañado por el bajo de Lyons. Incluso el folk americano tiene su espacio en los preciosos temas acústicos If You Should Love Me y I Don’t Know That You Don’t Know My Name, aunque Lee no se olvidó del blues tradicional, que cierra brillantemente el álbum con The Stomp y I Woke Up This Morning. Una joya en definitiva del rock de finales de los años 60. En febrero de 1970, Ten Years After regresaron a Estados Unidos para triunfar en memorables conciertos, como los ofrecidos en el Fillmore East de New York, que fueron registrados entonces y rescatados y reeditados en el año 2001 con el título de Live at the Fillmore East 1970.

Ten Years After no se durmió sin embargo en los laureles de su éxito mundial, y en abril de 1970 volvieron a sorprender con la publicación de una nueva obra maestra: Cricklewood Green. En este album, Alvin Lee llega a su cima como compositor y guitarrista y firma clásicos definitivos del rock como Sugar the Road, Working on the Road, la inconfesa revisión del Sympathy for the Devil de los Stones en 50,000 Miles Beneath My Brain y por supuesto el legendario y épico Love Like a Man, primera canción de Ten Years After que llegó a alcanzar el top-ten de las listas de ventas británicas y en la que encontramos el famoso solo de guitarra de Lee. El repertorio es algo más convencional en la parte más bluesera y nos sorprende al concluir con la inusual pero preciosa melodía acústica de Circles (Lee se atrevió a mostrar sus limitaciones como cantante sin el respaldo de su pirotecnia guitarrística) y la oscura As the Sun Still Burns Away. En el mes de agosto de 1970, Ten Years After renovaron triunfos en directo con su actuación en el Festival de la Isla de Wight ante unas 600.000 personas.

Los discos de 1970: Cricklewood Green y Watt

 

Aprovechando el tirón del grupo, a finales de 1970 salió a la venta un nuevo disco de Ten Years After, Watt, que será el último con el sello Deram. El repertorio sin embargo es mucho menos sorprendente y emocionante que el álbum anterior, aunque comienza con la energía del rock de los setenta en I´m Comin´ Home, otro clásico que repite solo magistral de Lee, y los excelentes cambios de tempo de My Baby Left Me. Pero a partir de ahí, el tono decae hasta el aburrimiento y los temas adolecen de la vitalidad juvenil de otras épocas, a pesar del buen trabajo instrumental de los compañeros de Alvin Lee, cuya guitarra prácticamente desaparece tras el primer corte, si exceptuamos su intervención en la jazzística Gonna Run. Como la discográfica sabía del crédito de Ten Years After en vivo, el álbum se completó con la versión de Sweet Little Sixteen de Chuck Berry interpretado en el festival de la Isla de Wight. La creatividad compositiva de Alvin Lee se recuperó con su siguiente registro, A Space in Time, publicado en octubre de 1971 con un nuevo sello discográfico: Chrysalis, aunque este disco supuso un nuevo giro en el rumbo musical del grupo, que abandonó la tradición blues-jazzera de finales de la década anterior y se decantó por sonidos más comerciales. Así, predominan los temas acústicos country-folk, los tiempos lentos y la experimentación con efectos de estudio, quizás en un intento de Lee de salirse de los manidos esquemas del blues.

Los cuatro primeros cortes del disco son en cualquier caso interesantes y el tema I´d Like to Change the World se convirtió en el mayor éxito en las listas británicas de la historia del grupo, alternando y mezclando Alvin Lee la guitarra acústica con espléndidos solos de eléctrica, al estilo de Jimmy Page en Led Zeppelin, pero con un sonido más cercano en la eléctrica al famoso vibrato de su otro paisano Paul Kossoff. La instrumentación del blues One of These Days (con Lee añadiendo con acierto la harmónica), la delicadeza del acústico Here They Come o los arreglos de cuerda de Over the Hill son elementos destacables en esta primera parte del disco. A partir del quinto corte, el repertorio deja de sorprender, con convencionales recreaciones de rock and roll clásico y country o rock, aunque se recupera al final con Hard Monkey y, sobre todo, con la magnífica I´ve Been There Too, que comienza con un ritmillo muy contagioso, para crecer hacia una jam instrumental memorable. Estos dos últimos temas versaban sobre las drogas, aunque con el tono positivo de las letras de Lee. A Space in Time llegó a disco de oro y fue un gran éxito en Estados Unidos.

A Space in Time (1971) y el recopilatorio Alvin Lee and Company (1972)

 

En mayo de 1972, el sello Deram quiso sacar provecho de la fama de sus ex-músicos y publicó un disco con canciones de Ten Years After rescatadas de las caras B de sus discos sencillos, además de algunas versiones alternativas de temas clásicos como I´m Goin´Home o Hear Me Calling. Con el título de Alvin Lee and Company,  esta recopilación nos permite revivir el sonido rythm & blues de la primera época del grupo, aunque los temas de mayor interés, como Rock Your Mama, Standing at the Crossroads o Spider in my Web, los podemos encontrar en versiones mucho más recomendables en los registros en directo que se realizaron para el disco Undead. La novedad y principal aliciente es la larga jam instrumental de Boogie On. En octubre de 1972, Ten Years After volvió a acertar con su álbum Rock and Roll Music to the World, una obra maestra que recupera la frescura musical e instrumental del grupo y nos regala -como se manifiesta en su título- rock and roll del clásico, casi inexistente en publicaciones anteriores. El repertorio es brillantísimo desde sus primeros cortes You Give Me Loving y Convention Prevention, y resulta gratificante  escuchar de nuevo la vertiginosa guitarra de Alvin Lee en Turned-off TV Blues, un tema que recuerda a los primeros ZZTop,o la fuerza del conjunto en la memorable Standing at the Station. Interesantes son además el filosófico tema Religion o el eléctrico boogie con reminiscencias de la Creedence Choo Choo Mama. Como Jimmy Page para Led Zeppelin, Alvin Lee nunca tuvo reparos en valerse de los sonidos de otros grupos para enriquecer su propia cosecha.

Rock and Roll Music to the World (1972) y el directo Recorded Live (1973)

 

A pesar de la recuperación musical que supuso Rock and Roll Music to the World, las disensiones internas de todo grupo comenzaron a acentuarse en Ten Years After en esta época, sobre todo durante las largas giras por Europa,  Estados Unidos y Japón. Y mientras se preparaba un nuevo álbum de estudio, Chrysalis publicó en junio de 1973 un álbum doble en directo titulado Recorded Live, que recoge actuaciones de la banda inglesa en distintas ciudades europeas, pero principalmente en Franckfurt (Alemania). El sonido de la grabación es impecable y la selección de temas excelente, con lo que teniendo en cuenta el curriculum en vivo de quien hablamos, nos encontramos con uno de los mejores directos de la historia del rock. Puro rock and roll y largas pero nunca cansinas exhibiciones instrumentales para regocijo de su legión de seguidores. Entre las novedades del repertorio elegido destaca una particular versión de Good Morning Little Schoolgirl,coronada con un escalofriante solo de Alvin Lee.

Al tiempo que se promocionaba este fantástico álbum doble en directo, el guitarrista de Birmingham decidió abandonar temporalmente la disciplina de Ten Years After y probar por su cuenta nuevas experiencias musicales. Y tanto que fueron nuevas, pues se juntó nada menos que con uno de los pioneros del rock cristiano, el norteamericano Mynor Lefevre (1944), antiguo cantante de gospel expulsado de la Iglesia por sus largas melenas, que se había hecho millonario componiendo temas que fueron grabados por multitud de artistas, entre ellos el mismísimo Elvis Presley. Alvin Lee publicó con este músico de Misisipi un brillante y relajado álbum de música folk y country americana, con alguna incursión rockera, que fue titulado On the Road to Freedom.En la grabación, que fue producida por el propio Lee para Chrysalis,contaron además con la colaboración de ilustres colegas como George Harrison y Ron Wood, que firman cada uno los dos únicos temas no compuestos por Lee o Lefevre y colaboran con sus instrumentos, como hicieran también Jim Capaldi, Steve Winwood, Bozz Burrell o Mick Fleetwood. Ante la grata experiencia, Lee quiso grabar otro álbum con Lefevre y ofrecer algunos conciertos, pero una sobredosis del norteamericano que casi le lleva al otro barrio frustró el proyecto.

Las experiencias de Alvin Lee en solitario: On the Road to Freedom (1973) y In Flight (1974)

 

De vuelta con Ten Years After, Alvin Lee completó las canciones del que será último álbum del grupo, Positive Vibrations, publicado en mayo de 1974 y que, a pesar de su título, no impidió la separación del grupo, pues Alvin Lee continuaba con sus proyectos paralelos y consideraba a su banda como un trabajo rutinario de músicos en constante gira tocando los mismos clásicos de siempre. Aunque bastante inferior al anterior disco, Positive Vibrations mantiene el tono optimista y relajado de la colaboración de Lee con Lefevre, con el guitarrista descartando los solos virtuosos en favor de canciones más digeribles comercialmente, que llegan incluso al pop, como en It´s Getting Harder. Hay algún homenaje al rock and roll clásico y una versión de un éxito de Little Richard (Goin´Back to Birmingham), pero ninguna canción es especialmente destacable. Al mismo tiempo, Alvin Lee editó el mismo año con Chrysalis el doble directo In Flight, que contiene su actuación en el Rainbow Theatre de Londres junto a un grupo variado de músicos, presentándose como Alvin Lee & Company. Acompañado magistralmente por el saxofonista Mel Collins y un grupo de coristas, el guitarrista y cantante de Nottingham disfruta en esta actuación interpretando un extenso repertorio de sus nuevas y vitalistas canciones, impregnadas de blues y soul, además de varias versiones de su adorado Elvis Presley (de hecho, se dice que el nombre de Ten Years After significaba algo así como “diez años después de que Elvis comenzara su carrera, la comenzamos nosotros”). Un álbum doble altamente recomendable, en definitiva, que cuenta también con excelentes temas rockeros como Let´s Get Back o Ride My Train.

Positive Vibrations (1974) y el último álbum juntos: About Time (1989)

 

A pesar de los constantes rumores sobre su separación y de que Alvin Lee actuara paralelamente con su nuevo grupo de músicos, Ten Years After volvieron de gira a Estados Unidos en el verano de 1975. Pero tras un nuevo álbum en solitario de Lee, Pump Iron, en 1976 se produce la definitiva y cantada disolución de Ten Years After, aunque todavía en 1977 hubo un intento por rehacer la banda y volver a grabar juntos. Alvin Lee formó entonces un nuevo grupo al que irónicamente bautizó como Ten Years Later, al que siguió otro llamado Alvin Lee Band, mientras sus ex-compañeros se dedicaban principalmente al negocio musical en las filas de Chrysalis. En 1983, los cuatro músicos se reunieron para actuar en el vigésimo aniversario de la sala The Marquee y en el festival de Reading y en 1988 decidieron volver a juntarse para ofrecer algunos conciertos y grabar el álbum About Time, que salió al año siguiente, seguido de una gira por Estados Unidos.

Tras una nueva separación, volvieron a intentarlo a finales de los años 90 y actuaron un par de años juntos, hasta que Alvin Lee abandonó definitivamente la banda. En 2004, Rick Lee, Lyons y Churchill decidieron resucitar Ten Years After, reclutando al cantante y guitarrista inglés Joe Gooch (1977) en sustitución de Lee. Con él ofrecieron algunos conciertos y publicaron un álbum de estudio (Now,2004) y un doble directo (Roadworks, 2005). Por su parte, el último registro de la carrera en solitario de Alvin Lee hasta hoy ha sido Saguitar, publicadoen 2007.

Alvin Lee interpretando Slow Blues in C

9 comentarios to “ALVIN LEE + TEN YEARS AFTER”

  1. LoRbAdA said

    WENASSS!!! Buscando cositas de los Yardbirds me he topado con este blog y la verdad es q es una maavilla. Enhorabuena.

    Saludos desde
    BuNkErSoNiCO.blogspot.com

  2. Simplemente Excelente !!!!

  3. Jorge said

    ¿cómo puedes decir que A space in Time es un disco en el que se pueden “salvar” un par de temas?; estás loco, ese disco es precioso; un triunfo de experimentación que combina perfectamente la capacidad melódica de Lee junto con su virtuosismo. Los efectos de estudio (se aplican inclusive al sonido de la batería y la guitarra), a mi manera de ver, dan una gran textura a las canciones y no se desperdicia ni una sola pista, el final de I’been there too es simplemente orgásmico, el tempo lento de here they come es hipnotizador, la armónica en one of these days,etc.guau, es un discazo. Ojalá más grupos hubieran hecho más discos en los que la experimentación alcanzaba una maduración de este tipo. El disco merece salvarse totalmente.

  4. juan said

    Realmente no identifico a la persona que creó esta sección, pero les digo, con ella hice tremendo viaje astral a mis 20 años. “qué nota”. GRACIAS BROTHERS.

  5. […] clásico que repite solo magistral de Lee, y los excelentes cambios de tempo de My Baby Left Me. https://clasicosdelrock.wordpress.com/2008/06/10/ten-years-after/ . 1.I’m Coming On (3:49) 2.My Baby Left Me (5:23) 3.Think About The Times (4:45) 4.I Say […]

  6. ehh.. bookmarked..

  7. а все таки: отлично!!

  8. carpincho said

    Año 2011, más de 40 años han pasado para mí y pude empezar a tener repuestas en Internet, que a tantos consulté y no me supieron contestar a aquel tema que tanto me impactó.
    Tenía apenas 16 años y vi la película y vi a Alvín Lee y su grupo de diez años pasados y me quedó gravado por siempre I´m going home y sin saber nada de música (hasta hoy), percibí la energía, las ganas, la riqueza musical y hasta pude identificar no solo el jazz, el blues y otros ritmos, sino raíces del África misma.
    Y hoy me dije: por qué no buscar la respuesta de saber algo sobre él, sobre ellos y volver a escuchar el tema? (van 5 veces)
    Vivo en un paísito, como le decimos acá por su tamaño, y en una ciudad que no es su capital, en América del Sur y son las 2 de la mañana y hoy me voy a acostar más sastifecho al tener más repuestas, más información.
    Una última, me imagino cualquier instrumento, viento,cuerda o percusión y todos pueden tener cabida y sonar bien.
    Chau.

  9. miguelgregorio said

    me gusta estabanda porque es fantastica por blues y el rock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: