CLÁSICOS del ROCK!

Revista digital para amantes del rock clásico

Archive for 25 mayo 2008

FREE

Posted by siganmelosbuenos en mayo 25, 2008

Conocidos mundialmente por su legendaria canción All Right Now, el grupo británico Free fue una de las formaciones más interesantes del rock británico de finales de los años 60 y principios de los 70. Sus directos causaron auténtica conmoción en la época, con el protagonismo fundamental de su prodigioso cantante Paul Rodgers y el malogrado guitarrista Paul Kossoff. Pero Free nos dejaron además notables y desconocidos discos de estudio que, a pesar de mostrar un repertorio en ocasiones demasiado ligero para los más rockeros, contienen momentos memorables que merecen una segunda escucha.

 

El grupo Free se formó en la ciudad de Londres en la primavera de 1968. El cantante Paul Rodgers (1949) había llegado poco antes a la capital británica desde su ciudad natal de Middlesborough con el objetivo de hacerse un hueco en el panorama blues-rock londinense con su banda The Wildflowers, anteriormente conocida como The Roadrunners. Sin embargo, la formación apenas sobrevivió unos meses y Rodgers pasó a cantar en otra modesta banda de la ciudad, Brown Sugar. Fue entonces cuando, tras una de sus portentosas actuaciones en directo, fue invitado por el guitarrista Paul Kossoff (1950) y el baterista Simon Kirke (1949)a unirse al proyecto musical que andaban fraguando por entonces. Ambos instrumentistas provenían del grupo de blues Black Cat Bones, con el que habían teloneado nada menos que a los Fleetwood Mac de Peter Green. Sin duda, Kossoff compartió muchas tardes de enseñanzas y conversaciones sobre blues con Green, del que a buen seguro aprendió a conseguir el precioso tono de su guitarra que tanta admiración despertó entre sus colegas. La nueva formación que comenzó a ensayar en abril de 1968 se completó con el bajista Andy Fraser (1952), que a pesar de contar con tan sólo quince años ya había tenido el privilegio de tocar con los Bluesbreakers de John Mayall. Fraser llegó además recomendado por el maestro del blues británico Alexis Corner, que fue al parecer quien sugirió a la banda el nombre de Free. A pesar de su juventud, la nueva formación causó desde su presentación un enorme impacto en los locales londinenses por sus potentes recreaciones en directo de los clásicos del blues y pronto consiguieron un contrato discográfico con Island Records.

El cantante Paul Rodgers y el guitarrista Paul Kossof

En octubre de 1968, Free completó en el estudio su álbum de debut con unas condiciones de grabación bastante precarias, debido al bajo presupuesto con el que contó el productor Guy Stevens (famoso años después al producir el álbum London Calling de The Clash). Al mes siguiente, ya estaba el disco en la calle con el título Tons of Sobs, y a pesar de las citadas carencias de producción, el público se encontró ante un magnífico debut, con un repertorio en el que ocho de las diez canciones estaban compuestas por el cantante Paul Rodgers, algunas en colaboración con sus compañeros Fraser y Kossoff, algo inusual en los grupos de rythm and blues británicos de los 60, que solían estrenarse con álbumes plagados de las típicas versiones de clásicos americanos como Bo Diddley, Muddy Waters, Howling Wolf, etc. Tras la breve intro de Over the Green Hills-Part 1, cuya segunda parte cierra el álbum, se presenta de inmediato el potente blues-rock que definirá el sonido característico de los primeros Free con Worry y Walk in my Shadow, temas sustentados en la soberbia interpretación vocal de Rodgers, los solos de guitarra de Kossoff, con su famoso vibrato que tanto sorprendió al mismísimo Eric Clapton, y la vital base rítmica que aportaban Fraser y Kirke.

Sin llegar todavía ninguno de ellos a los 20 años, el grupo Free dejaba atrás los clichés del rythm and blues británico para acercar el blues a terrenos más cercanos al hard-rock que dominará la primera mitad de la década de los 70. En la versión del clásico Goin´Down Slow encontramos una de las más extensas demostraciones de virtuosismo técnico de Kossoff. Después llegan los dos temas más conocidos del álbum: I´m a Mover, que salió también en disco sencillo, y la versión rockera del tema The Hunter, que publicara el año anterior el gran bluesman Albert King con Booker T and the MG´s. Tons of Sobs se cierra sin embargo con la oscura pero interesante Moonshine compuesta por Rodgers y Kossoff y con Sweet Tooth, cuyo ritmo jazzístico recuerda algo a los primeros Jethro Tull.

El álbum de debut: Tons of Sobs (1968)

Tras su presentación discográfica, Free aumentó su ritmo de conciertos por todo el país y se ganó día tras día un gran número de adeptos entre el público británico. Pero al mismo tiempo continuaron grabando, y en octubre de 1969 publicaron su segundo álbum, que se tituló simplemente Free, y que supuso un cambio formal en su propuesta musical. Andy Fraser había asumido un mayor protagonismo en el grupo y comparte con Rodgers la composición de todas las canciones del repertorio, imponiendo el sonido de su bajo en funciones casi de guitarra rítmica. Producido en esta ocasión por el propio jefe de Island Records, Chris Blackwell, Free ofrece un sonido más suave y contenido que el abrasivo blues-rock del primer disco, con un predominio de temas lentos y una presencia limitada de los magistrales solos de Kossoff. Así, aunque el álbum empieza con fuerza con I´ll Be Creeping y la magistral Songs of Yesterday, enseguida llega la balada Lying in the Sunshine, que precede a una alternancia de temas variados en el resto del repertorio, incluido el único instrumental del grupo y algunos aciertos como el funky Trouble on Double Time, Woman, o el tema acústico Mourning Sad Morning, que contó con la flauta de Chris Wood, componente del grupo Traffic. Pero ni los sencillos Broad Daylight y I´ll Be Creeping ni el álbum lograron alcanzar buenas ventas, algo que por fin conseguirían con su siguiente grabación.

Free (1969)

El tercer álbum de Free, Fire and Water, se publicó en junio de 1970 y supuso un enorme éxito de ventas para el grupo y su lanzamiento al olimpo de los grandes del rock de la época, impulsado sobre todo por su legendario tema All Right Now. Producido por ellos mismos, Fire and Water mantiene el dúo Rodgers-Fraser en la composición y la alternancia de medios tiempos rockeros y baladas, y aunque las raíces blueseras parecían definitivamente olvidadas, el álbum fue mucho mejor recibido por el público en esta ocasión, llegando al número 2 en las listas británicas y al 17 en las de Estados Unidos. Tras el guitarrero Fire and Water que da título al disco, se suceden los ritmos relajados, de agradable degustación, aunque al menos en el tema Remember podemos volver a disfrutar por un momento de los solos de Kossoff. Del resto del repertorio, sobresalen Mr.Big, con un pletórico Rodgers y un climax instrumental magistral al final del tema a cargo de Kossoff y Fraser, y el ya conocido All Right Now para concluir.Pero frente al clima relajado de las grabaciones de estudio,en directo Free ponían toda la carne en el asador y tanto Rodgers como Kossof actuaban con mayor libertad. No en vano, sus conciertos eran auténticos acontecimientos y ese mismo año de 1970 Free actuó con gran éxito ante 600.000 personas en el histórico festival veraniego de la Isla de Wight, compartiendo cartel con los grandes del rock como The Who, Jimi Hendrix, Chicago, Jethro Tull, The Doors, etc.

Fire and Water (1970)

Poco después, el grupo volvió al estudio para registrar su cuarto álbum, Highway, que salió a la venta a finales de 1970, aunque el resultado no igualó ni mucho menos las ventas y repercusión de Fire and Water, pues tan sólo alcanzó el puesto 41 en Gran Bretaña y fue un completo fracaso en Estados Unidos. El repertorio repetía los patrones tranquilos de discos anteriores, con predominio en esta ocasión de las baladas y números acústicos. Pero aunque Highway no contaba con el gancho discográfico de un All Right Now, se trata de un álbum más interesante y fresco que el anterior, con varios temas destacables como la maravillosa balada Be My Friend, los clásicos The Stealer y Ride on a Pony, que salieron en disco sencillo, o el acústico Soon I Will Be Gone, que presentaba una cuidada y delicada orquestación y coros. En muchas de las canciones, sobre todo en las baladas, Kossoff adorna la interpretación con unas notas de guitarra limpias, además de encargarse acertadamente de las partes de piano. A principios de 1971, los miembros de Free comenzaron a grabar nuevas canciones, pero la convivencia se resquebrajaba por momentos por el agotamiento de la relación entre Rodgers y Fraser, el bajón en las ventas de discos y el deterioro de la salud de Kossoff por culpa de su dependencia de las drogas. La consecuencia fue la repentina disolución del grupo, dejando cuatro temas registrados que años después fueron rescatados e incluidos en la reedición en CD de Highway. Dos de ellos fueron publicados no obstante en un disco sencillo en abril de 1971, poco después de la separación, y el tema My Brother Jack escaló hasta el número 4 de las listas británicas.

Highway (1970)

Ante la separación de Free, Island Records editó rápidamente un álbum en directo titulado Free Live!, que llenó las arcas de la discográfica desde su salida en septiembre y alcanzó el número 4 de las listas británicas. Los temas fueron grabados en dos conciertos celebrados en 1970 en las ciudades locales de Sunderland y Croydon y nos muestran el sonido rockero que hizo de Free uno de los grupos preferidos de la época y a Kossoff uno de los guitarristas más reverenciados. Por desgracia, sólo se incluyen siete temas en vivo (con los favoritos All Right Now, I´m a Mover, Mr.Big y The Hunter entre ellos), con la curiosidad de que para cerrar el álbum se añadió una de las últimas grabaciones de estudio del grupo, la estupenda canción Get Where I Belong.

 el directo Free Live! (1971)

Mientras tanto, Fraser formó el trío Toby, con el que grabó un album que no llegó a salir a la calle, y Kossoff y Kirke se unieron al bajista japonés Tetsu Yamauchi y al teclista John Rabbit Bundrick, con los que publicaron el álbum Kossoff, Kirke, Tetsu and Rabbit. Pero a finales de 1971, los miembros de Free aparcaron sus diferencias y volvieron a reunirse, con la velada intención de dar una mayor estabilidad emocional y personal a Kossoff, que había entrado en barrena tras la disolución del grupo. Rodgers se hizo cargo incluso del piano en lugar de su compañero, aunque con no demasiada fortuna. En junio de 1972, se publicó el álbum de reaparición de Free tras su breve separación, Free at Last, en el que solidariamente todos los temas aparecían firmados por los cuatro miembros. Pero aunque el repertorio comienza con fuerza con Catch a Train, pronto se descubre que el grupo estaba falto de ilusión e interés, lo que se refleja en una obra musical que se puede considerar la más floja de la discografía de Free, aunque el álbum llegó a un más que decente número 9 de las listas británicas. Pero ni siquiera el fraseo continuo y repetitivo de la guitarra de Kossoff en los temas más rockeros sirvió para enmascarar el pobre resultado.

El álbum Kossoff, Kirke, Tetsu and Rabbit (1971) y Free at Last (1972)

La situación se complicó un poco más cuando el grupo salió de gira de promoción y Kossoff evidenció que no estaba en condiciones físicas de acometer las actuaciones en directo, ante la desesperación del público, que suplicaba por la recuperación del venerado guitarrista. Finalmente, Kossoff tuvo que someterse a una cura de desintoxicación de su adicción a las pastillas y Andy Fraser decidió abandonar definitivamente Free a finales del verano de 1972. Entonces Kirke llamó a sus antiguos amigos el bajista Tetsu Yamauchi (1946) y el teclista John “Rabbit” Bundrick (1948) para completar la formación y poder terminar la gira. Con los nuevos compañeros en sus filas y Kossoff recuperándose de sus problemas, Free fue capaz todavía de grabar un último álbum, que salió a la venta en enero de 1973 con el título de Heartbreaker. En esta ocasión, se hizo un mayor esfuerzo en la producción y se reclutó al prestigioso Andy Johns, que contribuyó a una mejor mezcla de sonido y a buscar músicos de estudio que cubrieran los malos momentos de Kossoff en algunos días de grabación. De hecho, para sorpresa y gran decepción del guitarrista, su nombre aparecería en los créditos del nuevo disco como músico adicional.

Aunque algunos temas se firmaron de nuevo de forma conjunta, la mayoría del repertorio de Heartbreaker fue compuesto por Rodgers, aunque también Bundrick aportó dos canciones. El resultado es mucho más convincente que el anterior, incluso excelente, y las ventas volvieron además a ser buenas, llegando al número 9 en Gran Bretaña y al 47 en Estados Unidos. El tema que abre el disco, el potente Wishing Well, se convirtió en uno de los más conocidos del repertorio de la banda y llegó hasta el número 7 de las listas de sencillos. Tras Wishing Well, llegan dos interesantes temas: la balada pianística Come Together in the Morning, con un brillante solo de guitarra sobrealimentada a cargo de Kossoff, y el optimista honky tonk Travellin´ in Style, que parecía devolver la frescura de otros tiempos. El álbum alcanza su climax con el intenso tema que da título al disco, Heartbreaker, que muestra influencias del rock progresivo, con una excelente instrumentación de todo el grupo. El repertorio continúa con las composiciones de Bundrick Muddy Water y la progresiva Common Mortal Man, con predominio lógico de los teclados. Este quinto y último registro de Free concluye con la balada Easy on My Soul y la dramática Seven Angels, que va creciendo de intensidad para cerrar con brillantez el álbum.

El último álbum de Free: Heartbreaker (1973)

A pesar de la notable factura musical y las buenas ventas de Heartbreaker, el grupo no consiguió estabilizarse y finalmente se produjo el cierre definitivo de Free. En su andadura personal a partir de entonces, los más afortunados fueron sin duda Rodgers y Kirke, que enseguida formaron junto al guitarrista Mick Ralphs y el bajista Bozz Burrell el grupo Bad Company, con el que conseguirían desde su primer disco un éxito abrumador y ventas millonarias. Tampoco le fue mal sin embargo a Yamauchi, que fue llamado para sustituir a Ronnie Lane en The Faces, ni a Bundrick, que se ganó la vida como solicitado músico de sesión y colaborador habitual de The Who. Andy Fraser no tuvo tanta suerte con sus nuevos grupos Shark y The Andy Fraser Band, pero después se ganó una buena reputación como compositor de temas para músicos como Joe Cocker, Robert Palmer, Rod Stewart y otros. Por último, Paul Kossoff pareció resurgir de sus cenizas en poco tiempo, y liberado de sus conflictos dentro de Free, ofreció lo mejor de sí en su excelente álbum en solitario Back Street Crawler (1973), en el que contó con la colaboración de todos sus ex-compañeros. Aprovechando el título de su disco, formó la banda Back Street Crawlers,con la que grabó dos nuevos álbumes: The Band Plays On (1975) y Second Street (1976), muy apreciados por las fanáticos del gran y malogrado guitarrista, que desgraciadamente falleció en marzo de 1976 por causa de un ataque al corazón sufrido en pleno vuelo de Los Angeles a Nueva York. En 1977, se publicó una retrospectiva de su carrera en el recopilatorio Koss.

Los discos de Paul Kossoff en solitario: Back Street Crawler, The Band Plays On y Second Street

Free en directo con su famoso All Right Now

Posted in Free | Leave a Comment »

ZZTop (1970-1975)

Posted by siganmelosbuenos en mayo 11, 2008

 

 A partir de su álbum Eliminator (1983), el trío tejano ZZTop se convirtió en icono del rock MTV con su boogie festivo y guitarrero, sus largas barbas y sus simpáticos videoclips. Sin embargo, el grupo liderado por el gran guitarrista Billy Gibbons inició su carrera musical de forma más que brillante con cuatro magníficos discos en los que consiguieron mejor que nadie aplicar los potentes riffs del hard-rock al blues tradicional de su tierra, sin perder una pizca de autenticidad y sentimiento.

Aunque llevan casi cuarenta años juntos, en realidad ZZTop se creó poco antes de que el guitarra solista y cantante Billy Gibbons (1949) reclutara para su banda a la legendaria sección rítmica compuesta por el bajista Joe Dusty Hill (1949) y el batería Franky Beard (1949). A finales de los años 60, Gibbons llevaba unos años de rodaje en el mundo musical como cantante y guitarrista del grupo de blues-rock psicodélico Moving Sidewalks (antes The Coachmen). Con esta formación, Gibbons compuso en 1967 un sencillo de gran éxito en Tejas (99th Floor) y se ganó notable fama en directo, teloneando a sus paisanos de 13th Floor Elevators y a otras legendarias bandas norteamericanas que pasaron por Texas, como The Doors, Grand Funk Railroad y The Jimi Hendrix Experience. En 1968, the Moving Sidewalks publicaron con el sello Tantara su único disco de larga duración, Flash. Aunque poco afortunado en su experimentación psicodélica, esta grabación contiene temas interesantes como Flashback, compuesto por el productor Steve Ames, y Joe Blues, en el que Gibbons muestra por primera vez el feeling como solista de blues que le hará famoso en su etapa con ZZTop. En esta primera época, el guitarrista tejano tenía como principal referencia musical la obra de su colega Jimi Hendrix, quien por cierto citó a su vez a Gibbons como uno de sus guitarristas favoritos, en una entrevista para el programa de Johnny Carson. 

A pesar de la prometedora carrera de Moving Sidewaks, en 1969 dos de los miembros de la banda (el teclista Tom Moore y el bajista Don Summers) fueron requeridos por el Ejército para combatir en Vietnam y Gibbons y su batería Dan Mitchell formaron un nuevo grupo al que llamaron “ZZTop”, con la incorporación del bajista Lanier Greig. Ese mismo año, los primeros ZZTop editaron un sencillo con las canciones Salt Lick y Miller´s Farm para el sello Scat de Bill Ham, que sería desde entonces y hasta 2006 manager y productor del grupo. Pero Gibbons no estaba contento con su nueva banda y a finales de 1969 renovó la plantilla y reclutó a Beard y Hill, dos instrumentistas que llevaban unos años tocando juntos en el grupo American Blues liderado por Rocky Hill, hermano mayor del baterista Dusty Hill. American Blues, que mostraba considerable influencia de sus paisanos 13th Floor Elevator, sacó a la venta dos discos en 1968 (American Blues is Here y Do Their Thing). Después de algún tiempo de ensayos, Billy Gibbons, Dusty Hill y Franck Beard -nacidos los tres el mismo año de 1949- ofrecieron su primera actuación en directo como ZZTop en Texas en febrero de 1970. Pronto se hicieron un nombre en su Estado natal y tras participar en un festival de blues abriendo para Muddy Waters, Lighting Hopkins y Howlin´Wolf, firmaron un contrato con el sello London Records, con el que grabarán sus cinco primeros álbumes. Para conocer los detalles de los primeros días del grupo podéis echar un vistazo a esta completa biografía en inglés disponible en la red: http://www.kieran.keegan.btinternet.co.uk/ZZTop/zz_top_history.htm

 

El álbum Flash de Moving Sidewalks con Billy Gibbons

  

El debut discográfico de ZZTop llegó en 1971 con ZZTop´s First Album, álbum producido por el manager del grupo Bill Ham, que además colaboró en la composición de muchas de sus canciones. La presentación musical de ZZTop fue más que notable, con excelentes temas de como Brown Sugar, Neighbor, Neighbor o Bedroom Thang, que mostraban el blues-rock potente y directo de la banda tejana. Billy Gibbons era el líder natural de esta formación siempre bien hermanada, pues se mostró como un excelente compositor y guitarrista de blues, que además sabía darle sentimiento a los temas en su faceta de cantante sin tener una gran voz, acompañado con impecable eficacia por la base rítmica de sus compañeros Hill y Beard. Pero el resto del repertorio de este First Album no desmerece en absoluto, y el álbum al completo se disfruta de principio a fin. Como curiosidad, decir que Dusty Hill se estrenó como cantante en Goin´ Down to Mexico. Mientras tanto, ZZTop se hicieron cada vez más conocidos en su estado natal, gracias a sus excelentes directos, aunque su fama no llegó de momento más allá y su estreno discográfico no tuvo las ventas esperadas.

  

El primer disco: ZZTop´s First Album (1971)

  

El segundo álbum del trío tejano salió a la venta en 1972, con el título de Rio Grande Mud. Su comienzo es espectacular, con el famoso tema Francine, el impresionante riff de guitarra de Just Got Paid y la harmónica de Musmouth Soutin´. La curiosidad es que el tema Francine fue publicado también en disco sencillo con una versión en español en la cara B, pues los tres tejanos dominaban la lengua de sus vecinos mejicanos y la utilizaron para los títulos de casi todos sus primeros discos. Tras estos tres primeros temas, el repertorio se relaja un poquito en los dos siguientes, para remontar enseguida con el instrumental Apologies to Pearly y la potente Bar-B-Q. Apologies to Pearly es un claro homenaje al Hideaway del bluesman tejano Freddy King y su título se refiere a las disculpas que Gibbons dedica a su guitarra Gibson Les Paul, a la que llamaba “Miss Pearly Gates”, por no utilizarla en este tema por primera vez en una grabación. Tras la preciosa balada de casi ocho minutos Sure Got Cold After the Rain llega otra descarga rockera con Whiskey´n Mama y Down Brownie, que cierran con brillantez esta segunda publicación.

  

 Rio Grande Mud (1972)

  

A pesar de la energía y potencial de los dos primeros discos de ZZTop, fue en 1973 cuando el grupo tejano consiguió por fin su primer gran éxito a nivel de ventas con el álbum Tres Hombres, grabado en los estudios Ardent de Memphis y que llegó al top-ten de las listas, impulsado además por el éxito de su clásico La Grange. La mezcla de blues, boogie tejano y hard-rock alcanza en este álbum su expresión más convincente, aderezada con letras que hablaban de historias de carretera, juergas, bares y prostíbulos de mala muerte. El álbum comienza a ritmo de blues con Waiting for the Bus y la extraordinaria Jesus Just Left Chicago, para entrar en el rock clásico de Beer Drinkers and Hell Raisers, en la que Gibbons alterna la interpretación de la letra con Dusty Hill, algo que repetirán en otras ocasiones. El encuentro con el boogie tejano y el blues más tradicional vuelve en el corte La Grange, que se inicia con un ritmo inspirado en el legendario John Lee Hooker, del que Gibbons imitará sus característica forma de cantar, con un peculiar acento tejano, antes de que el tema se desate con sus riffs y solos de guitarra. Pero además de estos conocidísimos temas, y dejando al margen la algo empalagosa balada Hot, Blue and Righteous, no hay que despreciar las guitarras casi metaleras de los temas Masters of Sparks, Move Me On Down the Line y Precious and Grace. Tres Hombres concluye con dos temas más digeribles, como Shiek y Have You Heard? Con todo ello, el disco alcanzó enseguida el millón de copias vendidas y lanzó a ZZTop al estrellato.

Tres Hombres (1973)

  

Ante el éxito de su tercer disco, ZZTop se vio embarcado en continuas giras por todo el sur del país durante 1974, en las que teloneó a grandes bandas del rock de la época como The Rolling Stones, Alice Cooper o Deep Purple. Pero frente a la grandilocuencia publicitaria y la estética habitual de los rockeros de los setenta, los tres tejanos se presentaban como “That Little Old Band from Texas” y subían al escenario con su peculiar vestimenta de cowboys. Su concierto más recordado fue  el celebrado en la ciudad tejana de Austin en el mes de septiembre, compartiendo cartel ante 80.000 personas con Santana, Bad Company y Joe Cocker. Las actuaciones en directo fueron aprovechadas para su siguiente álbum, Fandango!, publicado en 1975 y que también vendió más de un millón de copias. Los tres primeros cortes son registros en vivo (en la sala The Warehouse de Nueva Orleans) de los temas Thunderbird, el clásico Jailhouse Rock cantada por Hill y un medley de cuatro canciones, tres de ellas del grupo y una versión de Willie Dixon. El resto del repertorio son nuevos temas de estudio, entre los cuales obtuvo gran popularidad la potente Tush, que llegó al top-20 de las listas de sencillos. Además, son destacables la balada bluesera Blue Jean Blues, el country casi paródico de Mexican Blackbird y la rockera Heard it on the X. Las referencias a las historias al otro lado de la frontera con Méjico son más frecuentes que nunca en este cuarto álbum.

Fandango (1975)

 

 En 1977, ZZTop publican su último álbum con el sello London Records, Tejas, y tras tomarse un par de años sabáticos -en los que Gibbons y Hill se dejaron crecer sus famosas barbas-, firman con el sello Warner, con el que sacarán dos decepcionantes aunque exitosos álbumes: Degüello (1979) y El Loco (1981). El grupo decidió entonces contar con los avances de la producción musical y el apoyo de sintetizadores y cajas de ritmo para convertirse por fin en un grupo de masas, no solo en los estados sureños de su país. De esta forma, con su álbum Eliminator de 1983 inician de manera triunfal esta nueva etapa musical y artística, que dejaba atrás la autenticidad de su primera época. Es importante comentar sobre los primeros discos de la banda tejana que sus más acérrimos seguidores han criticado siempre la reedición en CD de los seis primeros discos del grupo realizada en 1987 por el sello Warner, en las que se regrabó el sonido de la batería utilizando secuenciadores y efectos digitales y algunas partes de voz y guitarra y se resolvieron además algunos temas antes de tiempo para incluirlos todos en un pack de tres cedés publicado como The ZZTop Six Pack. Esta desnaturalización del hard-blues rock representativo del grupo para amoldarlo al oído de las generaciones rockeras contemporáneas fue especialmente sangrante en los dos primeros discos, publicados originalmente en vinilo, que es el formato recomendado para escuchar a los primeros ZZTop. Afortunadamente, parece que los tejanos han querido enmendar su error -realizado en plena época de su éxito a base de rock apoyado con sintetizadores- y de momento se ha vuelto a remasterizar en 2006 las grabaciones originales de dos de estos discos: Tres Hombres y Fandango. Esperemos que pronto lleguen los dos primeros.

 

ZZTop tocando La Grange en un programa de televisión

 

Posted in ZZTop (1970-1975) | Leave a Comment »