CLÁSICOS del ROCK!

Revista digital para amantes del rock clásico

AL KOOPER + MIKE BLOOMFIELD Supersession

Posted by siganmelosbuenos en marzo 28, 2007

 

  

Dos grandes artistas unieron sus talentos en 1968 para brindarnos uno de los mejores discos de blues psicodélico de la historia: Supersession. Se trata del brillante músico y teclista Al Kooper y del portentoso guitarrista Mike Bloomfield, uno de los instrumentistas blancos con mayor feeling de la historia del blues. Las composiciones de ambos y sus escasos pero fantásticos directos son un legado imprescindible de la música de los años 60.

Al Kooper (Alan Kuperschmidt – Nueva York,1944) y Mike Bloomfield (Michael Bloomfield – Chicago,1943 – San Francisco,1981) se conocieron en 1965 durante la grabación del disco Highway 61 Revisited de Bob Dylan, en el que tuvieron una participación fundamental con sus respectivos instrumentos (¡Quién no recuerda la fantástica guitarra de Tombstone Blues o el órgano Hammond que inicia la mítica Like a Rolling Stone!). Curiosamente, Kooper trabajaba hasta entonces como guitarrista de sesión, pero las superiores dotes de Bloomfield con la guitarra le desplazaron a los teclados; un cambio que supondría un acierto para su carrera y para la historia del rock. Kooper y Bloomfield habían acompañado previamente a Dylan en el Festival Folk de Newport de ese mismo año, en el momento de la polémica electrificación musical del cantautor americano. Además, Bloomfield disfrutaba de cierto reconocimiento como guitarrista tras formar parte de la PAUL BUTTERFIELD BLUES BAND, grupo en el que contribuyó a la difusión del blues de Chicago entre el público blanco con sus pioneros solos de guitarra.

highway-61.jpg

Highway 61 Revisited de Bob Dylan

Tras su experiencia con Dylan, Kooper se unió el mismo año de 1965 a la banda de blues-rock psicodélico BLUES PROJECT, con la que se rodó como teclista durante dos años, y en 1967 pasó brevemente por BLOOD, SWEAT AND TEARS, con los que grabó un disco y actuó en el mítico Festival de Monterrey de ese mismo año. En Monterrey estuvo también Mike Bloomfield con su nueva banda ELECTRIC FLAG, que formó en 1967 tras desligarse de la Paul Butterfield Blues Band. Con un plantel lleno de estrellas (Nick Gravenites, Barry Goldberg, Buddy Miles…), Bloomfield no tardó en abandonar el proyecto, después de la publicación del primer disco en abril de 1968. Así que, liberados de sus compromisos con sus antiguas bandas, Kooper y Bloomfield encontraron el momento ideal para compartir sus inquietudes y habilidades musicales y compositivas. En el mes de mayo de 1968 ambos quedaron en los estudios del sello discográfico Columbia en Los Angeles, donde trabajaba Kooper, y en una sola sesión de nueve horas grabaron las cinco primeras canciones de lo que más tarde sería el disco Supersession. En ellas, Bloomfield exhibe su extraordinario virtuosismo y talento como guitarrista de blues, ganándose por méritos propios el título de heredero máximo de los maestros Albert King y Freddy King, mientras Kooper introduce una fascinante cobertura de jazz psicodélico.

blues projectblood sweatelectric flag

The Blues Project, Blood, Sweat & Tears y Electric Flag

Además de los tres temas compuestos por Kooper-Bloomfield (Albert´s Shuffle, His Holy Modal Majesty y Really), se grabaron en esta primera sesión dos versiones de canciones de Curtis Mayfield (Man´s Tempation) y Jerry Ragovoy (Stop), esta última con una nueva exhibición del sonido limpio y auténticamente blues de la guitarra Gibson Les Paul de Bloomfield, sin necesidad de las distorsiones y efectos de la época. Desgraciadamente, los problemas de insomnio de Mike Bloomfield, unido a sus devaneos con las drogas, dejaron al fantástico guitarrista fuera del proyecto, y Kooper tuvo que reclutar para concluir la faena a Stephen Stills, compositor y guitarrista de la mítica banda Buffalo Springfield, que acababa de separarse. Con Stills se grabó la cara B de Supersession que, siendo también interesante, no llega a los niveles sublimes de las cinco primeras canciones. Se trata de cuatro temas entre los que destacan la rítmica versión del clásico de Dylan It Takes a Lot to Laugh, it Takes a Train to Cry y la monumental The Season of the Witch, un tema de más de 11 minutos popularizado por el cantautor americano Donovan. En la grabación del disco colaboraron también Harvey Brooks al bajo, Eddie Hoh a la batería y Barry Goldberg al piano eléctrico, y en las remezclas se añadieron arreglos de viento a las canciones, de lo que se encargó el músico Joe Scott. En la reedición de Supersession de 2003 se incluyeron las versiones sin vientos de dos de las canciones, además de un tema desechado más que notable (Blues for Nothing) y una interpretación en directo en el Filmore West de San Francisco del tema de Kooper y Bloomfield Fat Grey Cloud.

The Live Adventures of Mike Bloomfield and Al Kooper (1969)

Después del éxito de crítica y ventas de Supersession, que salió a la venta en julio de 1968, Kooper volvió a invitar a Bloomfield a acompañarle musicalmente, esta vez con la intención de grabar un disco en directo. De nuevo en la carretera, Bloomfield aceptó el reto y propuso que actuaran en el mítico Fillmore West de San Francisco, donde se había curtido toda la psicodelia musical de la ciudad. Tras ensayar apenas unos días con el batería Skip Prokop y el bajista John Kahn, Kooper y Bloomfield ofrecieron sus dos primeros conciertos en el local californiano el 26 y 27 de septiembre de 1968, en lo que fue una auténtica jam de versiones de música americana, con solo algún que otro tema propio. En estas actuaciones, se produjo además el debut de Bloomfield como cantante, interpretando sin demasiadas cualidades temas de blues, soul y rock and roll.

Por desgracia, para el tercer concierto en el Fillmore West el 28 de septiembre, Bloomfield volvió a fallar por causa de sus problemas de insomnio, que le obligaron a recuperarse en un hospital después de pasar cinco días sin dormir. Así que Kooper tuvo que reclutar de nuevo un sustituto, que en este caso fueron dos: Carlos Santana, que se formó como guitarrista de blues y estaba a punto de sacar su primer disco con su banda Santana, y Elvin Bishop, otro clásico de la guitarra blues que había sido compañero de Bloomfield en la Paul Butterfield Blues Band. Con el material grabado en los tres conciertos, Columbia sacó a la venta en 1969 un disco doble que fue bautizado como The Live Adventures of Mike Bloomfield and Al Kooper. En la selección musical se incluyeron versiones de temas de Ray Charles, Simon and Garfunkel, The Band y Booker T and the Mg´s, entre otros. Carlos Santana aparece en la versión del tema Sonny Boy Williamson de Jack Bruce y durante la edición del disco se incluyeron los coros del propio Paul Simon a Al Kooper en la versión de su canción The 59th Street Bridge Song (Feeling Groovy).

Fillmore East: The Lost Concert Tapes (2003)

La actuación en vivo de Kooper y Bloomfield se repetió en meses siguientes en otros lugares de los Estados Unidos y muchos años después se recuperaron unas cintas grabadas durante las actuaciones de los dos genios en la sala Fillmore de la costa este, el Fillmore East de Nueva York, los días 12 y 13 de diciembre de 1968. Sony Music (propietaria de Columbia) se encargó de editar estas cintas en 2003 con el título de Fillmore East: The Lost Concert Tapes, unas grabaciones en las que que, además de poder escuchar en vivo la actuación de Kooper y Bloomfield, se recoge la presentación y participación de un joven guitarrista que empezaba a despuntar por entonces: el tejano albino Johnny Winter, que interpreta con Bloomfield el tema de B.B.King It´s My Own Fault. Tras la gira, concluyó la colaboración regular entre ambos artistas, aunque su encuentro a finales de los años sesenta nos legó una de las joyas de la música de todos los tiempos: Supersession. Al Kooper continuó su carrera en solitario, además de colaborar en discos de Rolling Stones, Jimi Hendrix o The Who y dedicarse a la producción, descubriendo entre otros a Lynyrd Skynyrd. Mike Bloomfield siguió fiel a su amado blues y publicó en los años setenta diferentes álbumes en solitario y colaboraciones con otros artistas, hasta que se produjo su desgraciada muerte por sobredosis en 1981.

Aquí tenéis un video de Kooper y Bloomfield en todo su apogeo

Una respuesta to “AL KOOPER + MIKE BLOOMFIELD Supersession”

  1. yadira said

    Esta super la web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: